Conocé a nuestros disertantes, entrevista a Maisa Giarrizzo Peisajovich, Wedding Planner y Ceremonialista:

Maisa Giarrizzo Peisajovich nos cuenta:

¿Cómo es tu experiencia como disertante en EIDEC?

Me fascina hablar, charlar y poder expresar o exteriorizar el conocimiento que he aprendido a lo largo de mi historia de vida.

El haber pasado por EIDEC como alumna me dio una base para certificarme y aprender ciertos detalles que quizás con el día a día no surgen. A su vez conocí a Martin Ritzer, un profesor excelente que siempre desde el primer contacto me ha apoyado en cada uno de mis proyectos locos que le he comentado.

Hoy EIDEC me abre las puertas para dictar un seminario sobre el tema al que me dedico. Como Wedding Planner y Ceremonialista que soy y que se dedica a Diseñar, Planificar y Dirigir Ceremonias Laicas.

¿Querés contarnos algo de lo que hacés para que los alumnos y participantes a las charlas que brindas te conozcan más?

Luego de rodar por el mundo llegué a Chile, una decisión pensada en primer lugar por el trabajo de mi marido y hoy puedo decir que es mi lugarcito en el mundo… vivo con mucha tranquilidad, paz y lo principal he podido desarrollar mi idea loca, o sea mi emprendimiento, que hoy ya es una consolidada empresa (www.pinceladasdebodas.com), del cual miro atrás y cuesta creer todo lo logrado.

Soy soñadora de la vida, amo el intercambio intercultural y por eso adoro los idiomas ya que es mi forma de comunicarme con el resto del mundo.

Hace casi 20 años ¡Si casi dos décadas! (se vienen mis Bodas de Porcelana con los eventos), que trabajo en eventos y me fascina, si bien desde que comencé a trabajar con eventos sociales siento una gran gratificación al finalizar cada Ceremonia porque siento que brindo en 25 minutos felicidad, y en ese tiempo recreo o hago la puesta en escena para que tanto los novios como los invitados puedan percibir esa emoción y vivirla al mismo tiempo.

¡En definitiva amo mi trabajo!

Próximamente acompañandonos como desde hace tres años y contándonos sobre lo último de lo último en lo que refiere a eventos y ceremonias, no te pierdas la charla de la Wedding Planner y Ceremonialista Internacional Maisa Giarrizzo Peisajovich

Mini CV Maisa Giarrizzo Peisajovich

 

Entrevista a Romina Urtubey – disertante de una de las actividades gratuitas que propone EIDEC-FUNDACIÓN PANAMERICANA, como jornadas de actualización profesional:

¡Conocé más a nuestros disertantes!

Entrevista a la modelo y empresaria ROMINA URTUBEY*

Romina fue disertante en EIDEC-Fundación Panamericana sobre Emprendedurismo, Moda y Tendencias .

¿Cómo fue experiencia como disertante en EIDEC-Fundación Panamericana en la charla que brindaste sobre Emprendedurismo, Moda y Tendencias?

La verdad que excelente, me sentí muy gratificada y muy contenta de poder brindar mis experiencias a otras personas.

¿Querés contarnos algo de lo que haces para quienes participan de estas actividades o quieren hacerlo y así puedan conocerte más?

Respecto a mi emprendimiento Sexy & Naif Lingerie les quería contar que el 10 de diciembre cumplimos 7 años . La marca Sexy & Naif Lingerie es lencería de diseño de alta costura. Tenemos locales que nos compran en todo el país y también vendemos a clientes particulares . La marca está muy ligada al Polo Femenino . Es Sponsor desde 2014 , junto con grandes marcas como Coca-Cola , La Martina , Tucson, Escorihuela Gascón y muchas más . Es una marca joven y tenemos un público desde adolescentes hasta mujeres de 60 años . Se destaca en tener todos los talles Y en todos los modelos.

Tenemos presencia en redes sociales,estamos en Instagram y Facebook .

 

A parte de tener mi negocio, disfruto mucho de viajar , salir a comer con amigos y compartir momentos con la familia. Tuve la oportunidad de conocer muchas ciudades con mi trabajo de modelo y descubrí que uno de los mayores placeres de la vida es conocer diferentes culturas y lugares .

Me gusta la buena comida y los lugares exóticos.

Las ciudades como Londres y Edimburgo son unas de mis preferidas.

Una de las Campañas de Sexy & Naif

 

Comentarios de asistentes sobre la charla brindada por Romina Urtubey_Sexy&Naif:

Me encantó la charla. Mucho contenido, Info y orientado al emprendimiento que quiero iniciar. A la espera de la próxima charla! Me sirvió un montón!

Valeria

Excelente. Muy completo, con muchos tips para emprender. Felicitaciones.

Alejandra

La charla me pareció muy interesante y productiva. Que lo cuente una emprendedora me pareció útil y valioso. Gracias!

Jimena Baltano

Estuvo buenísimo, me encantó la charla.

Sofía Vidal

Muy interesante, muy amable, me encantó. Fue muy útil.

Anónimo.

* Mini CV ROMINA URTUBEY

Modelo y Empresaria

Sexy&Naif (emprendimiento)

New Icon Model Management -México 2010-2013

Risque Model Management -London- UK 2008-2010

FM Modelos Guayaquil – Ecuador 2004-2007

Ricardo Piñeiro Modelos Buenos Aires – Argentina 2001-2003

Próximamente contaremos con la presencia de la modelo y empresaria Romina Urtubey quien brindará una charla con lo últmo en Moda, Imagen y Tendencias para el verano 2018! No te lo pierdas!

¡Conocé más a nuestros profesores! Entrevista a la Profesora de Fotografía Analía Di Franco

Analía Di Franco
Profesora de Fotografía Inicial, Avanzada y Capacitaciones Personalizadas (One to One)

¿Cómo es tu experiencia como docente en EIDEC?

Dar clases en EIDEC es una experiencia de constante aprendizaje y crecimiento muy linda. Los estudiantes que se anotan en los cursos de fotografía suelen provenir de diferentes espacios y recorridos y eso hace que las clases sean mucho más ricas ya que son un encuentro entre diferentes miradas.

Los cursos de fotografía tienen una parte teórica pero también se da el espacio para la producción propia y la práctica ya que es fundamental para el aprendizaje de la disciplina.
Me siento muy cómoda trabajando en EIDEC, el trato es muy cálido y siempre están abiertos a nuevas propuestas.

¿Querés contarnos algo de lo que haces para que los alumnos te conozcan más?

Me gusta mucho ir a muestras, exposiciones de arte, ir al cine y viajar.
Actualmente estoy cursando la Licenciatura en Artes en la UBA y trabajando en un proyecto artístico sobre mi álbum familiar con la con la técnica collage.

Si bien siempre recibimos muchos y muy lindos comentarios sobre Analía queríamos compartir este en particular, que me ha llegado al  Área de Coordinación Académica:

Hola Martín**,

No necesito el certificado de participación de la salida fotográfica*. Pero quisiera responder las preguntas 🙂

1-¿Cómo se enteró de la salida fotográfica?

Participé en una charla sobre organización de eventos y después me enviaron esta info por email.

2-¿Le gustó la actividad?

Me encantó!

3-¿Está conforme con la docente a cargo de la actividad?

Una genia total! Súper clara, las actividades fueron originales y entretenidas.

Muchas gracias por haberlo organizado!

Saludos,

Andrea

Foto de la Prof. Analía Di Franco junto a un grupo de alumnos. 

*una de nuestras acostumbradas actividades gratuitas que proponemos a alumnos y público en general.

**Lic.Prof.Martin Ritzer, Coordinador Académico, EIDEC.

Conocé más sobre la Wedding Planner-Ceremonialista Maisa Giarrizzo Peisajovich, Fundadora de “Pinceladas de Bodas”, quien el 21 de noviembre disertará en EIDEC-FUNDACIÓN PANAMERICANA, sobre las últimas tendencias de este segmento de mercado:

 

Luego de trabajar por 8 años en un Resort del Caribe, a cargo del Departamento de Bodas, esta emprendedora detectó la oportunidad de impulsar un innovador proyecto enfocado en realizar bodas únicas para las parejas, abarcando sus historias personales, y diseñadas con un formato y contenido pensado especialmente para que vivan una experiencia inolvidable. Así fue como Maisa Giarrizzo fundó Pinceladas de Bodas una empresa cuyos servicios van ganando cada día más adeptos. Conoce más sobre la historia de este emprendimiento en esta entrevista.

Explícame ¿de qué se trata tu emprendimiento?

Nuestro emprendimiento está enfocado en parejas que buscan una alternativa novedosa para casarse, o bien no tienen una creencia religiosa o una tradición espiritual. Para ellos, diseñamos ceremonias laicas, en las que abarcamos la historia personal de los novios. Así, a través de un libreto personalizado, contamos su historia de amor, junto a anécdotas para romper el hielo; rituales o símbolos que deseen incorporar; votos – que son las promesas que se realizan para toda la vid-, y el intercambio de anillos con el famoso “SI quiero”.

Nuestro objetivo entregar una ceremonia que sea el fiel reflejo de lo que quienes contratan el servicio buscan como personas y como pareja. Para ello, personalizamos cada detalle, abarcando todos los que factores que influyen en la ceremonia: sus personalidades; sus creencias religiosas; el momento del día en el que se casan; y el número de invitados, entre otros.

Lo central es que ofrecemos un servicio que moviliza emociones, por lo que transmitimos en cada párrafo esa impronta, con tonos diferentes, con humor distinto, pero sin perder el formato de ceremonia. El éxito es cuando logramos que tanto la pareja como su familia y amigos se impresionen en todo sentido por la ceremonia.

¿Cómo se te ocurrió, qué necesidad viste?

Trabajé durante 8 años en un Resort del Caribe, en el que tenía a cargo el Departamento de Bodas, donde debíamos gestionar y coordinar en temporada alta 70 matrimonios al mes, muchos de ellos a través de una ceremonia simbólica. Al regresar a Argentina, charlando con una amiga de la infancia, me comentó que en Buenos Aires estas ceremonias laicas ya estaban comenzando a ser una tendencia en crecimiento. Fue por ello que creamos un emprendimiento de Ceremonias Simbólicas, pensado para todas aquellas parejas que buscan darle un toque de personalidad a su ceremonia, o bien por las parejas que no pueden volver a casarse por su culto, porque la religión no les permite o simplemente para quienes tienen un sueño de cómo casarse y desean concretarlo.

Luego de unos años, por motivos personales, nos mudamos con mi familia a Santiago de Chile. Ya antes de llegar a Chile, había armado la página web, por lo que al llegar aquí ya me estaban contactando. Fue a partir de ese momento cuando me di cuenta que “la idea” era viable en Chile y comencé poco a poco a construir lo que es hoy Ceremonias con Pinceladas.

¿Crees que has cumplido tus metas?

Las metas siempre existen, y uno las puede tener a corto, mediano y largo plazo. Estoy convencida de que mi mayor reto fue introducir este estilo de ceremonias laicas en una sociedad tradicional y conservadora. ¡Y hoy lo hemos logrado!!

Muchas veces, cuando charlo en las entrevistas con los novios, me sonrío al contarles que el primer año representó una gran dificultad el hecho de sólo pronunciar “ceremonias laicas”, ya que todo el mundo nos preguntaba qué significaba eso. Sin embargo, ya en el segundo año teníamos parejas que nos elegían porque el servicio civil no tenía disponibilidad para ir al lugar de la celebración, y otros pocos, porque buscaban justamente lo que nosotros ofrecíamos. Ya en el tercer año tuvimos un crecimiento enorme, con una gran cantidad de parejas que ya nos comentaban que buscaban un tipo de ceremonias como la nuestra; una ceremonia que los represente. Este año en tanto, lo podríamos llamar exitoso, ya que la producción de los meses que llevamos del 2016 se ha triplicado en comparación con los meses del 2015. Ahora las parejas vienen por referencia, por boca a boca, porque nos vio en otras ceremonias o porque quieren una ceremonia personalizada y diseñada para ellos.

Es difícil decir si alcancé ya mi meta, porque siempre voy teniendo nuevas, como la expansión a otras unidades de negocio que estén relacionadas a lo que nos dedicamos hoy.

¿Cómo ha sido la recepción?

Mi experiencia me ha mostrado que estamos en un país en el que por costumbre antes sólo se concebía casarse por la religión o bien por la ceremonia civil. A esto se sumaba la existencia de algunas ceremonias alternativas, pero no existía una cultura de ceremonias laicas.

A raíz de esto, la introducción ha sido compleja, ya que nos desempeñamos en un mercado que es muy estructurado, y que quizás desconoce que hay otras alternativas de hacer una ceremonia bonita y novedosa que pueda llegar a ser también representativa, y en la que los novios se identifiquen. Por lo general, la ceremonia civil se desarrolla con un acto simple, mientras que en la religiosa ocurre que muchas veces no todas las parejas son religiosas. En cambio, nuestras ceremonias están llenas de emociones, y que están diseñadas para que cada pareja y su entorno la recuerden siempre.

¿Cuál crees que es el mayor valor que entregas?

Creo que el mayor valor de nuestro servicio se traduce en el libreto que guía la ceremonia. En él incluimos la historia personal de cada pareja. Se redacta cómo se conocieron, cómo fueron esos primeros encuentros y se le incluyen anécdotas suyas y de sus amigos, resultando así una ceremonia más interactiva. Las nuestras son ceremonias poco convencionales, ya que en en el matrimonio civil se les casa de manera legal, donde el oficial les dice los artículos correspondientes, pregunta si alguien se opone, si están de acuerdo y quizás dice algunas palabras sobre amor o pareja. Una ceremonia religiosa generalmente es con otras parejas, donde quizás el cura los conozca pero por el volumen de matrimonios que atienden, les es imposible tener el tiempo necesario para armar para cada novio un relato personalizado con su historia, incluyéndoles vivencias simpáticas que ayuden a hacer más ameno y cercano el momento. Hoy las parejas buscan identificarse con su ceremonia y que sea diseñada para ellos y no una más del montón, o que sea una ceremonia que se la hacen para todos. Las parejas hoy quieren algo más único y ahí estamos nosotras para crear y materializar ese momento que cada pareja sueña. Si lo pueden soñar lo pueden hacer realidad ¡Ese es nuestro lema!

¿Qué ha sido lo más difícil?

Nuestro concepto es bien novedoso e innovador, y en el primer año fue bien difícil que se entienda el concepto. Por ello nos abocamos a difundir lo que significaba que una ceremonia fuera laica o simbólica. Consideramos que existía un desconocimiento a comprender que existe una forma distinta para casarse a las tradicionales.

Por eso apuntamos a mucho marketing de lo que hacemos, notas en blogs o webs de matrimonios, y mucha acción comercial puerta a puerta a centros de eventos o wedding planners

Los clientes actuales valoran el servicio y envían comentarios hermosos post boda, lo que honestamente como emprendedoras nos llegan al corazón.

¿Tienes nuevos desafíos con respecto a este emprendimiento?

Por supuesto. Estamos evaluando varias alternativas, como detalles o accesorios viables para las ceremonias, pero no apuntamos a un matrimonio completo, sino a especializarnos sólo en ceremonias y todo lo que ellas requieren. A nosotros nos gustan los nuevos retos, como por ejemplo, hacer ceremonias en diferentes idiomas (francés, inglés, portugués e italiano). Por eso nos especializamos en un área y buscamos enfocarnos en desarrollarla.

Somos empresa desde este año 2016 y nuestro equipo de trabajo ha ido aumentando en función del volumen de ceremonias por fin de semana a la misma hora y día. Hoy somos un equipo de 4 “Ceremony Planners, y como creadora de Ceremonias con Pinceladas siento que hay que atreverse y sacrificarse por lograr los objetivos, y claro que al principio es difícil, ¡pero si se tiene perseverancia todo se va logrando!

Conoce más sobre este emprendimiento en su página web: www.pinceladasdebodas.com

fuente: https://www.asech.cl/noticias/entrevista-maisa-giarrizzo-fundadora-pinceladas-bodas/

+ sobre Edición Fotográfica: ¿Qué Papel Debería Jugar el Procesado Fotográfico?

Según la opinión de Mónica Vidal:

La fotografía digital ha traído muchos cambios a este arte. Pero, a mi juicio, los dos que han sido los más definitorios son:el hecho de poder disparar “gratuitamente” (es decir, sin tener que sufrir por terminar el carrete) y el hecho de poder procesar las imágenes digitalmente para conseguir (casi) cualquier cosa de ellas sin tener que gastar tiempo y dinero en procesos de revelado con productos químicos.

Pero, ¿somos conscientes de lo que es un buen procesado y de la importancia que tiene en la presentación de nuestras imágenes?

Fotografía y Procesado, Juntos pero no Revueltos

El revelado siempre ha ido de la mano de la actividad fotográfica. Ya desde la fotografía analógica, los fotógrafos pasaban horas en el laboratorio manipulando (con técnicas que, salvando las distancias, se parecían a algunas de las técnicas actuales) sus imágenes para conseguir el resultado deseado. Sin embargo, la fotografía y el procesado (o revelado) son dos disciplinas distintas. ¿Qué significa esto? Significa que no por el hecho de tener conocimientos de fotografía, los tenemos, también, de procesado. Son dos disciplinas independientes y ambas deben aprenderse para poder ser dominadas.

El Procesado DEBE Ayudar a tu Fotografía

Como puedes intuir ya, el proceso fotográfico no termina con el “click”. Nosotros, los humanos, cuando decidimos que vamos a realizar una fotografía lo hacemos porque, en nuestro cerebro se han mezclado las imágenes que los ojos han percibido y las sensaciones que éstas nos han producido. La cámara, sin embargo, es una máquina y, por lo tanto es incapaz de traducir todo aquello que tú has visto y sentido en píxeles. Así que, si cuando miras tus imágenes en el ordenador no te acaban de convencer, quizás es porque no reflejan a la perfección aquello que buscabas cuando apretaste el disparador.

Aún así, te queda una bala en la recámara para poder conseguir tu objetivo: procesar la foto. Con el revelado puedes conseguir dotar tu imagen de personalidad, para que sea más tuya, más cercana a lo que vivías cuando la hiciste. El procesado debe mejorar aquella imagen que tomaste con la cámara. Pero no debe mejorarla porque estuviera mal, se trata de mejorarla a tus ojos, para conseguir aquello que habías querido captar cuando tomaste la imagen.

Así pues, ¿qué hay con los automatismos, acciones predeterminadas, presets…? En mi opinión: está bien conocer todas estas opciones y el hecho de tener una buena biblioteca de revelados puede sernos muy útil, siempre que sepamos qué es lo que estamos haciendo.

Cada foto es única (aunque esté tomada en el mismo sitio, con la misma luz y usando los mismos parámetros de exposición) así que cada foto pedirá su propio revelado. Podemos usar todas estas acciones ya realizadas (de hecho, yo soy la primera en aprovecharlas) si somos conscientes de que, quizás, para llegar a lo que queremos deberemos modificarlas un poco. Y para ello, deberemos saber cómo actúan estas acciones en nuestras fotografías y cómo arreglar aquello que pueda no servirnos para nuestros propósitos.

¿Estás Arreglando Algo que No Has Sabido Hacer?

Cuando lleves mucho rato procesando una imagen y no termines de estar convencido con ella (creo que esto es algo que nos ha pasado a todos), deberías hacerte esta pregunta: ¿Estoy arreglando algo que no he sabido hacer?. Quizás no se trata, tampoco, de que no hayas sabido hacerlo sino de que, por lo que sea, no te haya salido lo que tenías en mente.

Sea como sea, el procesar una imagen puede no ser suficiente para arreglar aquello que no nos guste. Una manera determinada de revelar una fotografía puede ayudarte a darle más luz, a rebajar sombras… Pero nunca podrás colocar ese nuevo punto de luz que, ahora que miras la imagen, tan necesario te parece. Sí, es cierto que hay programas como Photoshop, con los que tienes la opción de añadir luces ficticias pero, seamos honestos, el resultado final de esto suele dejar bastante que desear y, además, se notará a kilómetros que ese reflejo está puesto con ordenador (de nuevo, tú como artista eres el que decide si lo que quieres es ponerlo o no, que se note que lo has puesto o no, a quien le debe gustar o no).

Por supuesto, esto es un simple ejemplo, pero sea como sea, en mi opinión, no suele ser una buena idea hacer una fotografía pensando “bueno, esto lo arreglo yo después en el ordenador”, al menos no deberías hacerlo de entrada. A veces no tendrás más opción, es cierto, pero siempre que puedas debes intentar hacer la fotografía lo más “perfecta” posible porque, no nos olvidemos, nuestro hobby es, precisamente, la fotografía, no el retoque fotográfico (que es otro hobby perfectamente válido, ¡que conste!)

¿Qué Haces en el Ordenador?

Cuando tomas una fotografía y decides que quieres mejorarla a través del procesado digital, deberías tener claro, de antemano, qué es lo que quieres hacerle a esa imagen. ¿Por qué es importante esto? Porque situarse frente a la pantalla del ordenador, con una fotografía en ella con la que trabajar, tiene una enorme cantidad de posibilidades. Son muchos los caminos que puedes recorrer para llegar a resultados muy distantes entre ellos. Por eso, hay personas que distinguen entre las distintas maneras de trabajar una fotografía en el ordenador:

El revelado. Se trata, simplemente, de modificar un poco los parámetros de la fotografía. Es decir, si disparamos en raw, hacer aquello que haría la cámara para convertir la imagen en un archivo .jpg. Se trata de tocar un poco el contraste, la saturación, el balance de blancos, recortar la imagen para mejorar la composición…
El procesado. Consiste en interpretar la imagen que tenemos delante. Modificar los colores, la luz… Se trata de eso: de una interpretación creativa de la fotografía. Con esto conseguiremos, sin modificar la “esencia” de nuestra imagen, acercarla un poco más a aquello que queríamos conseguir de un buen principio. Este es el retoque del que hemos estado hablando a lo largo del artículo, el que más nos ayudará a “perfeccionar” nuestras imágenes y a darles ese toque personal.
La manipulación. Hablamos de manipulación fotográfica cuando “añadimos” o “quitamos” algo de nuestras imágenes. Es decir, cuando manipulamos aquello que hemos fotografiado para conseguir lo que queríamos. Existe un amplio abanico de posibilidades dentro de la manipulación: desde clonar un granito en la piel de un modelo hasta transformar una escena diaria en un escenario mágico.
Como puedes ver, la línea divisoria entre los diferentes tipos de retoque es muy fina. ¿Dónde termina el revelado y empieza el procesado? ¿En qué momento empieza a ser “manipulación”? Esta clasificación no está pensada para poner etiquetas al trabajo digital que hagamos, sino para ser conscientes de que el retoque digital se puede realizar a distintos niveles y deberíamos saber escoger cuál de los niveles nos interesa más en función de lo que queramos conseguir con nuestra imagen.

Por supuesto, ninguno de los caminos mencionados es más o menos bueno que el resto. Simplemente son diferentes alternativas disponibles con las que podemos trabajar.

¿No Quieres Procesar?

Está bien. Es una decisión tuya y nadie puede decirte nada. No es ni mejor ni peor, simplemente una opción fotográfica más, igual de válida que las demás. Aún así, debes ser consciente de que, si disparas en jpg, la cámara ya estará realizando cierto procesado, determinando valores de saturación y contraste, por ejemplo.

Es muy posible que el hecho de hacer fotografías teniendo claro que éstas no pasarán por el ordenador, te ayude a mejorar tu técnica fotográfica, pues tendrás que estar más pendiente de tus actos, de la exposición, la composición, el sujeto… No tendrás una “segunda oportunidad” frente al ordenador, la fotografía tendrá que estar perfecta (en tu opinión) ya desde la cámara, así que éste puede ser un muy buen ejercicio para aquellas personas que empiezan a adentrarse en el mundo de la fotografía.

Sea como sea, recuerda: la imagen final la debes decidir tú, no la cámara.

Fuente:

¿Qué Papel Debería Jugar el Procesado Fotográfico? Una Reflexión en Abierto

Te interesa la Edición Fotográfica: aquí te dejamos una interesante nota al respecto:

La importancia del revelado fotográfico digital
Publicado por Pixel Creativo en 20142015 Fotografia Israel Ubaldo Tecnología |

A qué profesional o aficionado a la fotografía no le ha sucedido que al captar una escena transcendente, luego de una larga espera apreciando un paisaje, en el momento más emotivo de la boda de un amigo o esa expresión exacta en la modelo, siente que no ha logrado capturar la esencia, la dimensión o los sentimientos que deseaba.
Pues bien, si lo pensamos un poco es bastante lógico, ya que la fotografía al ser completamente plana elimina automáticamente la tridimensionalidad y las sensaciones que son captadas por los sentidos del fotógrafo.
Pero es a partir de este punto donde el revelado cobra real importancia y nos da una solución, una segunda oportunidad de transmitir lo que deseamos, utilizando una serie de procesos que explicare a continuación.
La mayoría de cámaras actuales nos da la opción de tomar fotografías en formato de compresión JPEG, uno de los más usados en el mundo; y el formato sin compresión RAW (el nuevo negativo digital), que es nuestra mejor opción en el proceso de revelar.

Pero si queremos utilizar el formato RAW en toda su capacidad tenemos que obtener la mayor cantidad de información posible, utilizando los tonos más claros como referencia a la hora de medir la luz (esto se conoce como ‘derechear el histograma’).
A primera vista el resultado que obtendremos será una imagen con tonos muy claros, sin contraste y completamente plana; pero no se dejen engañar, esto nos permite conservar mayor detalle en las sombras, cumpliendo nuestro objetivo de obtener el máximo de información posible.

Fotografía: Israel Ubaldo

Ya con nuestro negativo digital listo pasaremos al revelado donde aplicaremos una serie de ajustes básicos como claridad, intensidad, iluminaciones, sombras, matices, corrección de lente, entre otros. No es necesario utilizarlos todos, se deben aplicar con criterio. Si lo que deseamos es transmitir una perspectiva más personal lo más seguro es que necesitemos un procesado más complejo que incluya ajustes por zonas, saturación, luminosidad, desaturación selectiva, etc.

El resultado que obtendremos, será sin duda mejor a la fotografía original, más fiel a la realidad, o más cercano a tu apreciación personal, según sea el objetivo.

Para terminar me gustaría comentar que la importancia del revelado no es un tema reciente, lleva décadas siendo parte imprescindible de la fotografía, desde la época de rollos de película, cuartos oscuros y químicos, la diferencia es que en ese entonces los únicos con la posibilidad de realizar esta tarea eran los profesionales o muy aficionados con acceso a un laboratorio.

En la actualidad el proceso de revelar una fotografía se ha vuelto simple y accesible, y es muy favorable para toda persona interesada en la fotografía aprender a realizarlo aplicando siempre criterio y creatividad.

Columnista:
Israel Ubaldo
Diseñador Publicitario
www.pixel-creativo.com

Fuente:

https://pixel-creativo.blogspot.com.ar/2016/03/la-importancia-del-revelado-fotografico.html

COUNSELING ¿Quéres saber más al respecto? Aquí una interesante aproximación a esta novedosa disciplina:

La psicología humanista es una de las corrientes de pensamiento más importantes de la psicología. Desde ella, gente como Abraham Maslow (con su popular Pirámide) o Rollo May defendieron una visión positiva del ser humano, según la cual todos somos capaces de convertirnos en el tipo de personas que deseemos.

La teoría de la personalidad de Carl Rogers es un ejemplo de este optimismo vital llevado a la psicología y la filosofía. Veamos en qué consiste esta teoría.

La persona, según el humanismo

Ciertas corrientes de la psicología han estado asociadas a una visión pesimista del ser humano. Por ejemplo, el psicoanálisis de Sigmund Freud presenta una explicación de la psique en la que los deseos inconscientes y su choque con las normas sociales gobiernan nuestro comportamiento, y el conductismo norteamericano ha sido acusado de presentar a las personas como máquinas que reaccionan ante estímulos externos.

Sin embargo, los psicólogos humanistas como Carl Rogers propusieron algunas ideas sobre los procesos mentales en los que se enfatiza la libertad de los individuos a la hora de tomar el rumbo de sus vidas. Según ellos, ni los factores biológicos ni los ambientales son determinantes en nuestro comportamiento, y no nos “arrastran” irremediablemente hacia ciertos tipos de comportamiento. En resumidas cuentas, no eran deterministas.

Carl Rogers creía que la personalidad de cada persona se desarrollaba según el modo en el que consigue ir acercándose a (o alejándose de) sus objetivos vitales, sus metas.

Esta idea de que el desarrollo personal y el modo en el que el individuo lucha por llegar a ser como se quiere ser es una idea central de la psicología humanista, pero para Carl Rogers tiene especial importancia, porque para él es a través del desarrollo personal como se forma el carácter y el modo de ser.

Carl Rogers y la teoría de la personalidad.

Carl Rogers propone la idea de que la personalidad de cada individuo puede analizarse según el modo en el que se acerca o se aleja a un modo de ser y vivir la vida al que él pone la etiqueta de persona altamente funcional.

Las personas altamente funcionales se caracterizan por estar en un proceso constante de auto-actualización, es decir, búsqueda de un ajuste casi perfecto con los objetivos y las metas vitales. Este proceso de desarrollo personal se encuentra en el presente, por lo que siempre está en funcionamiento.

¿Cómo es la persona altamente funcional?

Según Carl Rogers, los rasgos de la personalidad que definían a las personas altamente funcionales están definidos según las siguientes cinco características.

1. Apertura a la experiencia
La personalidad de la personas altamente funcional es, según Carl Rogers, muy abierta a la experiencia . No adopta una actitud defensiva por defecto ante lo desconocido, sino que prefiere explorar nuevas posibilidades. Es por eso que este tipo de personalidad se define por la aceptación de las emociones asociadas a lo que se está viviendo, la no evitación de las “emociones negativas” y la adopción de actitudes receptivas ante situaciones que no son claramente peligrosas.

2 . Estilo de vida existencial
Esta característica tiene que ver con la tendencia a asumir que es uno mismo quien ha de otorgar sentido a las experiencias que se viven en cada momento, a través de un proceso de creación de significado. De este modo, se deja que el modo de vivir el día a día sea espontáneo, creativo, sin intentar que todo lo que se percibe encaje a la fuerza en esquemas preconcebidos. El estilo de vida asociado a este tipo de personalidad, para Carl Rogers, se caracteriza por evitar la tendencia a prejuzgar.
No se analiza el presente como algo que debe ser explicado totalmente por las vivencias del pasado, sino que se vive plenamente.

3. Confianza en uno mismo
Para Carl Rogers, el hecho de abrazar una manera libre de vivir la vida conlleva fiarse del propio criterio y la propia manera de tomar decisiones por encima de cualquier otro referente. La idea es que, como nadie conoce mejor que uno mismo la propia manera de vivir la vida, no se tiende a apoyarse en códigos de comportamiento impuestos desde instancias externas.

4. Creatividad
El hecho de que las personas altamente funcionales de Carl Rogers sean enemigas de los dogmas y las convenciones hace que miren más allá de lo considerado como “normal”. Esto proporciona las bases necesarias para que puedan desarrollar su creatividad.

5. Libertad de elección
El modo de ser creativo e innovador de la personalidad altamente funcional teorizada por Carl Rogers hace que estas personas sean capaces de encontrar nuevas opciones de comportamiento allí donde aparentemente solo hay unas pocas. Esto define el carácter inconformista de este tipo de personalidad, que es capaz de resolver paradojas en las que hay una aparente contradicción entre las opciones que a priori parecen disponibles.

6. Carácter constructivo
Este tipo de personalidad muestra una gran facilidad para dar respuesta a todas las necesidades de manera equilibrada, de manera que las crisis son aprovechadas como oportunidades para construir nuevas oportunidades y encontrar maneras de alcanzar niveles de bienestar.

7. Desarrollo personal
El desarrollo personal es el motor vital de las personas altamente funcionales. Se vive como un proceso de cambio constante, en el que nunca se alcanza una meta final definitiva sino que se va pasando de una etapa a otra.

Fuente:

Autor del texto: Arturo Torres, Licenciado en  Psicología y Sociología, Barcelona, España.